mariposa

AppleMark

¡Las sesiones de yoga con bebés ya han empezado!

Los meses de septiembre, octubre y noviembre los dedicaremos a tener las herramientas que necesitamos para potenciar el conocimiento mutuo entre madre y bebé. Es cierto que ya es muy grande, y es importante seguir cultivando la actitud de mirar siempre al otro estando abiertos a la sorpresa, sabiendo que evoluciona y cambia igual que nosotros.

* Daremos especial importancia a los movimientos de torsión;
* aprenderemos a movernos con el bebé, con un movimiento libre de esfuerzo;
* practicaremos la relajación conjunta;
* cuidaremos de los órganos internos, sobretodo de la zona pélvica.

Este conocimiento mutuo que buscamos y que tendremos oportunidad de potenciar gracias a las nuevas situaciones y vivencias que la practica de yoga con el bebé te va a aportar, requiere que desarrollemos un tipo de atención relajada, lo que se llama la atención plena.

Si te interesa saber más sobre lo que implica el desarrollo de la atención plena durante la crianza, puedes leer este artículo de T. Puig: Atención plena en la crianza